#MarikoLee: «La sombra del viento» de Carlos Ruiz Zafón

Posteado en

¡Hola a todas!

¿Qué tal estáis? Yo muy contenta, ya que con este post da comienzo la lectura conjunta de la que os hablé hace apenas dos semana y, francamente, me hace mucha ilusión.
Para quien no sepa de qué estoy hablando y sienta curiosidad, puede resolver sus dudas aquí.

Hoy nos citamos aquí para hablar de «La sombra del viento», el primer libro de la saga de «El cementerio de los libros» que catapultó a su autor a la fama y reconocimiento mundiales.

Cuando comencé con #MarikoLee de forma constante, no sólo publicando posts cada domingo, sino comprometiéndome conmigo misma a recuperar el hábito de la lectura de forma regular, jamás pensé que dedicaría un post a «La sombra del viento».

Llevaba años sin «acordarme» de Zafón. De vez en cuando me topaba con noticias referentes a sus nuevos lanzamientos o con pequeños fragmentos de sus textos, pero pasaban sin pena ni gloria entre tanto estímulo informativo al que, de forma más o menos voluntaria, nos sometemos cada vez que desbloqueamos la pantalla de nuestro móvil.

Hace unas semanas me encontré de golpe con algo inesperado: Carlos Ruiz Zafón había fallecido a los 55 años. En esta ocasión la noticia no se ensordeció por el ruido digital, sino que me impactó y me hizo sentir ese vértigo que te oprime el estómago cuando te asomas al vacío. En este caso, cuando dejas que tu cerebro pare 2 segundos y sea consciente del final.

De la mano vino la curiosidad por saber cuáles habían sido sus obras al completo. Así que de un artículo a otro fui saltando por la misma red que, con total seguridad, me estaría haciendo cruzar con miles de personas que, como yo, ese día pensaban más en Carlos que en su apellido.

Nunca ha sido mi escritor favorito y tampoco puedo presumir de haber leído su bibliografía al completo, sino los dos primeros volúmenes de «El cementerio de los libros». Rascando en mis recuerdos, no tenía claro el porqué: ¿No me habían gustado lo suficiente? ¿Lo había abandonado por dejadez? ¿tendría algo que ver que se tratara de un autor español y que tenía en su haber más de 30 millones de ejemplares vendidos?

Lo primero no lo recordaba, de lo segundo estaba segura y lo tercero me avergonzaba.
Por más que intento luchar cada día contra estos prejuicios, de un modo u otro siempre tienen algo que decir a la hora de tomar una decisión. Mientras que la mitad de mi cerebro levanta la ceja cuando alguien duda de la calidad literaria de un best-seller por el simple hecho de ser un best-seller, mi otra mitad, a escondidas, está haciendo lo propio. Y en mi más tierna juventud es probable que ninguna de las dos mitades tuviera siquiera el recato de elevar una ceja apenas 1mm. Os lo digo yo, que estuve allí.

En cuestión de segundos, decidí que era el mejor momento para releer «La sombra del viento» y abrir esa puerta al pasado que me reencontraría no sólo con Daniel Sempere, sino conmigo misma. Lo peor que me podía pasar era que la novela no me gustara, pero prefería perder ese tiempo frente a las páginas de un libro que intentando llegar al final del scroll de Instagram.

Y aquí estoy.

FICHA TÉCNICA
Nº páginas: 565
Género: Contemporánea, narrativa española
Formato: Tapa blanda
Editorial: Planeta
Idioma: Castellano
Año de edición: 2002

«Un amanecer de 1945 un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.

La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo a las tinieblas de la posguerra»

© Del Hambre

La edición de mi ejemplar es de 2006 y, si no recuerdo mal, lo leí a finales de 2006 comienzo de 2007. Hace 14 años.

Por lo que he podido leer, «La sombra del viento» fue nº 1 en ventas en España durante los años siguientes a su publicación. Se hizo tan popular que no hizo falta ninguna red social para que alguien te hablara de esta novela y te preguntara si la habías leído. El título tenía «algo» que te hacía prestar atención y, al menos, sopesar la posibilidad de animarte con él.

Como os comentaba antes, hay una corriente «anti-superventas» muy definida a la que todos hemos pertenecido en mayor o menor medida. No tiene por qué tratarse de un libro, ya que este snobismo se extiende con virulencia en cada paso que damos. Música, cine, radio. Está por todas partes, y es que el ser humano siempre será único intentando luchar contra su naturaleza para intentar sentirse único. Como todos los demás.

En más ocasiones de las que nos gustaría admitir, necesitamos reafirmarnos y, para ello, nuestros gustos personales tienen que ser eso: personales. Evitamos que formen parte de la «masa» y siempre habrá que desconfiar de aquello que llame la atención de mucha gente. Del mismo modo, hemos creado una sociedad que se sustenta en la continua aprobación del resto, ya que ese «sibaritismo» queremos que nos defina ante los demás antes que a nosotros mismos.

Lo que sucede con ciertas poses es que cuesta mantenerlas las 24 horas del día, por eso mismo, uno de esos días en los que decidí pasar la tarde recorriendo una librería salí con «La sombra del viento» bajo el brazo.

Hace una semana lo único que recordaba de este libro eran dos cosas: se lo había recomendado (y regalado) a mi madre y que me lo leí en un día.

Este lunes, cuando me sumergí de nuevo entre sus páginas, fui consciente de que me estaba enfrentando a un libro nuevo y seguramente también a una persona distinta.

No os miento si os digo que, salvo un par de detalles clave, los años habían conseguido borrar toda la trama de mi cerebro y que, más que una relectura, ha sido una lectura completamente nueva que yo misma me podría haber arruinado cruzándome con algún spoiler sin querer.

© David Ramos

LO QUE MÁS ME HA GUSTADO:

  • El protagonista. Daniel Sempere, quien comienza siendo un niño de 10 años. Un ávido lector desde su más tierna edad, que mantiene una estrecha relación con su padre y que nos abre su corazón durante los 8 años que transcurren desde el principio, hasta el final de la novela. Es un personaje bien construido y cuya inocencia no resulta fingida para que el lector empatice con él.
  • La relación de Daniel con su padre. Me gusta cómo se desarrolla, mostrando cómo nuestros vínculos afectivos cambian desde nuestra infancia hasta que nos metemos de lleno en la adolescencia.
  • Barcelona. El autor hace un recorrido por la ciudad tan real que te parece estar viviendo en ella.
  • La trama principal. Como ya os he contado en más de una ocasión, me encantan las historias que hablan de libros y de escritores, sobre todo cuando se intenta inculcar el amor hacia los primeros y nos habla del proceso creativo de los segundos. En este caso, más que en un proceso creativo, Zafón nos arroja a sus entrañas.
  • Las subtramas. Hay muy buen ritmo, ya que la intriga no sólo se mantiene inalterable, sino que va en aumento según avanzamos gracias a la cantidad de detalles y recovecos que se revelan casi en cada página. Lo que se antojaba muy sencillo en el comienzo, se convierte en un laberinto. Quizá en el propio Cementerio de los libros.
  • La personalidad tan definida y diferenciada de cada personaje. Hay un claro protagonista, pero «La sombra del viento» bien podría ser una obra coral. La cantidad de diálogos nos permite conocer mejor a cada uno de esos personajes que componen el puzzle final y es fácil reconocer a cada uno de ellos a través de sus palabras. No hay un estilo único para todas las conversaciones, sino que cada uno utiliza su propio registro.
  • La atmósfera. Sientes la oscuridad, la neblina que parece ocuparlo todo y también los olores, sobre todo a papel.

LO QUE MENOS ME HA GUSTADO:

  • La relación con las mujeres. Me resulta difícil de explicar, pero en algunos pasajes no he podido evitar pensar si realmente eran necesarias x frases y situaciones para dotar de verosimilitud a la novela. Hemos cambiado más en los últimos años de vida de la novela que en todo un siglo. Un ejemplo de ello es que uno de los personajes que conseguí recordar inmediatamente cuando comencé a leer fue a Fermín. Sabía que en su momento había sido uno de mis favoritos, que me resultaba rabiosamente inteligente y locuaz, pero en esta relectura me ha costado más no sentir cierto hartazgo/rechazo. Creo que es de suma importancia mostrar la realidad de cómo era la vida de las mujeres antes, durante y después de la Guerra Civil para ser conscientes de por qué hay cosas que debemos cambiar, pero también es necesario dejar de caer en constantes clichés que conviertan a las mujeres en objetos. Y más cuando son chascarillos que poco o nada aportan a la verdadera historia y que, además, provienen de personajes creados para que el lector empatice con ellos y los idealice.

VALORACIÓN 4/5

Me ha gustado mucho, sobre todo los dos primeros tercios, en los que he sentido cómo una historia nueva me envolvía con fuerza y me hacía saborear la importancia de los buenos momentos que pasamos en silencio con un libro entre las manos.

En alguna parte leí que era excesivamente largo y que el autor se había extendido en la historia por la mera intención de «contar», y precisamente ésa es uno de los detalles que más he valorado al terminarlo. Me gusta cuando un escritor se toma su tiempo en hacernos partícipes de lo que sucede no sólo en el corazón de los personajes, sino a su alrededor. Casi 600 páginas no son moco de pavo, pero en ningún momento he sentido que se debieran a la verborrea de Zafón, sino a su pasión por el detalle. Su estilo es cuidado y lucido en palabras que encaja con pericia hasta conseguir que el engranaje se mueva con ligereza, pero procurando que el lector pueda apreciar el trabajo que hay detrás del movimiento de cada rueda.

En 2006 tuve la sensación de que el final era tan enrevesado, como poco creíble. Ahora, pese a la dureza de la historia, no me parece tan descabellado. Quizá este 2020 haya tenido algo que ver, pero también me temo que 14 años me han servido para darme cuenta de la facilidad que tenemos las personas para complicar nuestra existencia hasta límites insospechados. Cómo una acción que a todas luces podría carecer de total importancia desencadena en una serie de problemas que no sólo no hemos sabido prever, sino que hemos demostrado que somos capaces de agravar de la forma más absurda.

Teniendo esto en cuenta y, sobre todo, que se trata de una novela, hoy sí me lo imagino como posible. Quizá con menos florituras, pero bien sabemos que esto es lo que convierte a los hechos en historias dignas de contar y de esto no sólo se encargan los escritores, sino nuestra forma de recordar. Tal y como hace Daniel.

© Borja Guerrero

Ya sabéis que me gusta recopilar anécdotas de la obra y de su autor, pero al tratarse de una tetralogía y de una lectura conjunta, he pensado que sería estupendo que vosotras también colaborarais dejando en comentarios datos curiosos que conozcáis y compilarlos todos en el último post que publique sobre la saga. Además, así no resultará tan repetitivo y podremos leerlas todas al final. Yo misma ya tengo algunas guardadas. Os dejo lo que Stephen King escribió sobre «La sombra del viento».

«Si alguien pensaba que la auténtica novela gótica había muerto en el siglo XIX, este libro le hará cambiar de idea. Una novela llena de esplendor y de trampas secretas donde hasta las subtramas tienen subtramas. En manos de Zafón, cada escena parece salida de uno de los primeros films de Orson Welles. Hay que ser un romántico de verdad para llegar a apreciar todo su valor, pero si uno lo es, entonces es una lectura deslumbrante.»

Espero que os haya gustado el post de hoy y que os animéis a compartir vuestras impresiones.

Gracias por leer, comentar y compartir. Nos leemos pronto. ♥️

¡Feliz domingo! 🦋

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

14Comentarios

  1. Marta says:

    Pues unos dias tarde de tu propuesta pero más vale tarde que nunca. Y como intento llegar a tiempo a la siguiente cita, he usado todas las opciones a mi alcance leyendo en app, oyendo en storytel y por supuesto pasando páginas de papel.
    Es una lectura que huele a papel de libro y una historia de amor a la lectura.
    Me ha gustado. Y si me han chirriado frases de Fermin y muchas otras, porque la de Aurora justificando malos tratos creo que me ha dolido aun más. Pero es cierto que relata una sociedad en la que las cosas se sentian asi. Es verdad que me dan ganas de censurarlo o de buscar un disclaimer del autor , no lo se. Alguien saber si alguna vez fue preguntado al respecto?

    Me pongo con el segundo. Gracias Mariko y espero que el club siga más allá de esta serie de libros. Seria genial una tertulia en persona o por Zoom!!!

  2. Estefanía says:

    ¡Hola Mari!

    Para la que haya llegado aquí sin leer el libro, alerta de spoiler.

    No había leído aun nada de este escritor y ¡me ha fascinado! Acabé ayer la lectura con los ojos llenos de lágrimas y el corazón encogido. Durante la lectura, no pude evitar soltar alguna exclamación ante algún giro (quién resultó ser Fumero), llorar a moco tendido cuando Julián visita a Jacinta y ella por fin consigue la paz, etc.
    El libro tiene algunas perlas que merecen la pena pararse a «digerir». Me gustaría leerlo de nuevo en un tiempo con tranquilidad para anotármelas y volver a disfrutarlo.

    Quería agradecerte esta iniciativa y haberme descubierto un libro tan increíble.

  3. MPilar says:

    ¡Hola Mariko!
    Otra que se ha vuelto a sumergir en el universo Zafón gracias a tu propuesta :)
    Yo lo descubrí hace ¿15 años? Cuando leí “Las luces de septiembre” en una lectura obligatoria en el instituto, y me fascinó tanto la atmósfera del libro que continué con todos los juveniles y con “La sombra del viento“ en pocas semanas.
    De éste ya no recordaba nada (tardo muy poco en olvidar los detalles de los libros) pero gracias a eso he vuelto a disfrutar de toda la historia con la misma tensión e intriga de la primera vez :)
    Me ha pasado como a ti, la impresión que he tenido el libro ha sido distinta, no es lo mismo leerlo con 14 años que ahora.
    Ya estoy con “El juego del ángel”
    ¡Muchas gracias por organizar esta lectura conjunta!

  4. Ana says:

    Hola. Yo voy por la mitad. No es q no me guste, es que no me cunde la lectura. No avanzo. La historia que se cuenta y la trama engancha, pero al contrario que a vosotras, tanto detalle me ralentiza la lectura. 😨
    Espero terminar la tetralogía este verano. Y aunque no vaya a vuestro ritmo, os leo en tus post y en los comentarios. 😊
    Me ha parecido una iniciativa muy bonita y un gran homenaje al escritor. 😍😗

  5. Miriam says:

    Hola Mariko!! Pues yo también empiezo a leerlo ahora, llevo unos 3 o 4 capítulos. Es un autor y un libro del que siempre había escuchado hablar muchísimo y que tenía en el Kindle pendiente pero no me animaba y a raíz de su muerte (vaya momento pero bueno…) me propuse leerlo. Sí había leído ‘Marina’ y me gustó mucho, asi que a ver qué tal. Me encanta la idea del club de lectura.Un besazo!

  6. Marifloysuspotis says:

    Siempre me he fijado en el pero no lo suficiente como para lanzarme más allá de sus tapas….creo que va siendo el momento. Saludos!!

  7. Laura says:

    Aquí ando a mitad de novela (la vida no me da para más) y me esta gustando mucho. Me ha pasado como a ti, Mariko, que a penas recordaba nada, por lo que ha sido como si fuese la primera vez que lo leo. Espero ponerme al día y poder seguir participando en este club de lectura que nos has organizado. Muchas gracias.

    1. Raquel says:

      Que iniciativa tan bonita en honor a tan gran escritor! En mi familia aún estamos que no nos creemos su muerte.. Uno de nuestros escritores favoritos, que nos enganchó a mis hermanos y a mi y años después incluso a nuestros hijos.
      Yo le pondría un 5 sobre 5, es de los pocos libros que me ha dejado tanto poso y que al releerlo en varias ocasiones consigue volver a atraparme y hacerme olvidar la realidad.
      Gracias por este homenaje tan merecido

  8. Eva Sánchez says:

    Gracias a este pequeño club de lectura he vuelto a reencontrarme con este libro. Sigue teniendo la capacidad de hacerme desconectar del mundo a través de la magia de su historia. Como dato curioso aquí va mi aportación: es uno de los libros que aparecen en el reto literario Rory Gilmore, un listado de los libros que aparecen en esta serie, el único español de la lista junto a El Quijote. Un besazo y feliz domingo 😘

  9. Nerea says:

    Holaaaaa!! Yo lo leí hace años y me encantó, ahora nos hemos puesto a ello otra vez Y se que me va a volver a encantar, voy a ver si la jefa me deja acabarlo rápido para ponerme con el segundo!
    Me encanta esta iniciativa #marikoleeforever 💜

  10. Garalak says:

    Hola, Mariko:

    Yo había leído los otros libros de Zafón que supuestamente son literatura juvenil. Digo “supuestamente”, porque hace un par de años volví a leer “Marina” y me impresionó tanto como de adolescente. Tenía pensado leer la tetralogia este verano. En el confinamiento puse los cuatro libros en la cesta de Amazon varias veces y pensé: “no voy a hacer venir a un repartidor solo por esto. Ya los compraré más adelante”. Me lleve un disgusto grandísimo cuando supe que había fallecido. Egoístamente pensé: “no volverá a escribir nunca más”. Luego pensé que para un escritor el honor más grande debe ser justamente ese, que sus lectores se lamenten de su muerte no solo por el aprecio que le puedan tener como persona, sino también por la pena de no volver a sumergirnos en sus nuevas historias.

    He leído el libro y una vez más, ME HA ENCANTADO.

    Me ha enamorado el personaje de Fermin, pero es cierto que leyéndolo desde la perspectiva de hoy en día hay algunas cosas que chirrian. Si el libro se hubiese escrito en 2020 tal vez habría algún que otro comentario para hacer ver que aunque fuese habitual en aquella época, no está bien cosificar a las mujeres. Sin embargo, yo creo que a la vez es la mejor manera de criticar, ya que está tan normalizado en la novela que al leer te das cuenta lo mucho que ha cambiado la sociedad.

    Me ha gustado también la forma en que se muestra lo difícil que era ser homosexual y la crítica social constante que aparece en la novela.

    Me ha gustado muchísimo la trama y sobre todo, la forma de narrar. No se me ha hecho largo para nada y creo que todos los detalles que se contaban sumaban algo. El final me ha gustado muchísimo y cuando terminé el libro lo abracé entre mis brazos y pensé: ¡qué maravilla de libro!

    Gracias, Mariko, es un gustazo tener un espacio donde poder hablar sobre literatura. Me ha encantado tu reseña. 😘

  11. Cristina says:

    Hola Maríko, leí este libro hace mucho tiempo y solo recuerdo que me gustó mucho, lo tengo de nuevo a mano y espero releerlo ahora, siguiendo tu ejemplo. Gracias por compartir.

  12. Mayte says:

    Yo lo leí en 2008 y lo he vuelto a releer gracias a tu propuesta. Me ha sorprendido que no recordaba nada, solo que me gustó mucho. Es mi primera ver releyendo un libro y lo he disfrutado. Lo mejor es como te transporta a Barcelona y te envuelve en frío y niebla. Me ha impactado las red de mentiras de cada personaje en busca de conseguir su propio objetivo , todos, menos el padre de Daniel, conviven con la mentira y esto marca su existencia. Y ellos son los que realmente dinamizan la historia. Me pregunto si esto nos pasa a todos, si una vida de frente y limpia (como el padre de Daniel) es una vida vacía de contenido.

    Ya he empezado El juego del Ángel. Gracias por la iniciativa.

  13. Aida says:

    Hola Mariko!!! Yo también leí este libro hace años y me maravilló, pero no se por que motivo, no indagué más para saber si había una continuación, tan solo lo leí y después nada. Pero es un libro, que viene a mi mente muchas veces y que siempre recomiendo. Buscaré el resto para leerlos y volveré a leer este.
    Una lástima lo del escritor.
    Un abrazo.

¡Déjame tu comentario!

Por seguridad, tu dirección de email no será publicada.