Aceites y bálsamos desmaquillantes

Posteado en

¡Hola a todas!

Quién nos iba a decir que pasaría tan poco tiempo entre un post y otro, ¿verdad? Pero, tal y como os comenté el pasado lunes, cada vez que publique stories “interesantes” cuya información sepa que vais a querer consultar pasadas 24 horas, aquí me tendréis para recopilar todo el contenido compartido con vosotras. En esta ocasión, hablamos sobre aceites y bálsamos desmaquillantes.

¿Qué son? ¿Cuál es su importancia en la rutina del cuidado de nuestra piel? ¿Cuáles son mis favoritos?

Éstas y otras preguntas son las que encontraréis resueltas si seguís leyendo ;P

Sabéis de sobra que el maquillaje me apasiona, pero llegado el momento soy implacable: ¡hay que desmaquillarse! Decir adiós a ese eyeliner que nunca nos había salido tan afilado, deshacernos de la máscara que riza y multiplica nuestras pestañas y, por supuesto, desdibujar el perfilado perfecto de nuestra sonrisa.

No hay look glamouroso que ablande mi corazón y si algo sigo a rajatabla es no llevar maquillaje en aquellas ocasiones en las que, lejos de embellecernos, nos molesta: dormir, ir a la playa/piscina y hacer deporte.

No recuerdo haber leído en ninguna revista nada sobre los inconvenientes de meterse en la cama maquillada, pero sólo con imaginar la cara que pondría mi madre al ver los dos ojos sellados en la funda de la almohada me bastaba para embadurnarme la cara con lo que fuera con tal de seguir velando por mi integridad física ese blanco impoluto.

Dejando a un lado los terrores maternos infundados, es innegable que uno de los pilares fundamentales de una buena rutina de cuidado facial es la limpieza. Comenzando por el desmaquillado, siempre y cuando estemos maquilladas, claro :)

Desde mi adolescencia hasta ahora, han sido varios los productos que he utilizado para ello, pero desde hace 6 me he mantenido fiel a -casi- un único formato: los aceites. Aunque, tal y como reza el título del post, hoy vamos a hablar también de bálsamos.

Creo que casi todas las que me seguís conocéis mi historia con la doble limpieza. En 2013, tras leer muy buenas referencias sobre el aceite desmaquillante de MAC, me lancé a comprarlo y mi concepto sobre el desmaquillado y la limpieza facial cambiaron para siempre.

En ese momento yo no era plenamente consciente de su origen. Simplemente, empecé a seguir esos dos pasos de manera regular y los resultados me convencieron sin necesidad de mucho más. Por supuesto, a lo largo de estos 6 años he tenido tiempo de ir familiarizándome mucho más con el concepto “k-beauty” y, sobre todo, he aprendido a adaptar lo que leo/veo a mis necesidades y al tipo de producto con el que yo me siento más cómoda.

¿QUÉ ES UN ACEITE DESMAQUILLANTE?

Creo que la palabra “aceite” tiene el poder de intimidar a muchas personas, o bien por su tipo de piel (mixta/grasa) o por temor a su textura. Pero, al fin y al cabo, no deja de ser un limpiador como otro cualquiera, sólo que con una base oleosa.

Quizá vuestra primera toma de contacto con este tipo de desmaquillantes fue con el aceite de coco puro -que tan de moda se puso hace unos años- o el de jojoba, incluso el de oliva. Sin embargo, aunque la eficacia pueda ser muy similar, hay ciertas diferencias entre estos aceites y los formulados especialmente para el uso cosmético. Estos últimos están preparados para emulsionar más fácilmente con el agua y que nos resulte mucho menos problemático 1) deshacer el maquillaje y 2) retirarlo con agua.

Por supuesto, cada uno puede utilizar el tipo de aceite que prefiera, pero teniendo en cuenta que estamos ante dos productos distintos.

¿CUÁL ES SU IMPORTANCIA EN LA RUTINA DEL CUIDADADO DE LA PIEL?

Pues no es otra que la correcta eliminación del maquillaje. Y no sólo esto, ya que esa base oleosa de la que hablábamos actúa como un imán atrapando el sebo y los restos de protector solar. Así que, por mucho que las pieles mixtas/grasas se resistan, una de las mejores cosas que pueden hacer para controlar el exceso de grasa es incorporar un desmaquillante de este tipo en su rutina nocturna :).

Reconozco que en mi caso sólo lo uso si llevo maquillaje, aunque es recomendable utilizarlo siempre para eliminar correctamente el protector solar. Para esto uso mi limpiador en gel y no me he planteado combinar ambos porque nunca he notado que mi piel se haya visto resentida en este aspecto (como poros obstruidos, granos, tono apagado, etc.). Ya os contaré si en algún momento cambio de opinión :P.

¿CUÁLES SON MIS FAVORITOS?

Tengo la sensación de vivir un continuo día de la marmota con este tema, ya que cuando un producto me gusta y me funciona bien, le soy fiel durante años. De hecho, tal y como comprobaréis a continuación, aun habiendo encontrado un aceite que me gusta un pelín más que el que hasta hace poco había sido mi Top 1, sigo apostando por él. Por eso, a veces me da cierto reparo contaros qué es lo que más me gusta de una categoría concreta, me da reparo ser demasiado repetitiva y, por qué no decirlo, una pesada integral.

Pero también es cierto que tengo la suerte de ver cómo cada día hay gente nueva que se incorpora a nuestra comunidad, por lo que es lógico que estos nuevos integrantes no tengan ni idea de cuál es mi aceite favorito y mucho menos el porqué.

Así que, para todos ellos, ahí va mi recopilación :).

KIEHL’S MIDNIGHT RECOVERY BOTANICAL CLEANSING OIL

Este aceite es maravilloso.

Lo descubrí en septiembre/octubre 2018 y, desde entonces, ha conseguido posicionarse en el número 1.

Es muy eficaz deshaciendo cualquier tipo de maquillaje (hasta las máscaras más negras) y, además, tiene la ventaja de aclararse asombrosamente rápido sólo con agua y nuestras manos. No deja una película de residuo y tampoco pica en los ojos. Otra de sus ventajas es lo mucho que cunde, ya que con una cantidad mínima podemos desmaquillarnos por completo, alargando la vida de nuestro aceite durante varios meses.

Huele a lavanda y entre sus ingredientes encontramos:

Onagra: Ayuda a reparar la barrera protectora de la piel mejorando su luminosidad.

Escualano: Este aceite presenta una gran afinidad con los lípidos de nuestra propia piel, por lo que le confiere una alta hidratación.

Aceite esencial de lavanda: Alivia las irritaciones cutáneas.

E importante, no contiene detergentes, sulfatos, ni aceites minerales.

Su precio es de 32€ por 175ml y de 14 por€ por 85ml. Creo que no hace falta que os diga que, en este caso, el tamaño mini sale más económico, pero también es cierto que el dispensador del grande nos ayuda a tener un mayor control sobre la cantidad usada y, por ende, ahorrar producto. Vosotras decidís :).

Desde que se produjo nuestro flechazo os lo he recomendado siempre que he tenido ocasión y habéis sido MUCHAS las que también habéis caído rendidas ante sus encantos. De verdad que no sabéis lo importante que es para mí que mi confianza en un producto logre ser transmitida con total transparencia, independientemente de la relación que yo pueda tener o no con una marca. Cada vez que alguien me escribe para contarme lo contenta que está después de haber probado este aceite mis ojos hacen chiribitas <3.

Como embajadora de Kiehl’s sabéis que tengo un código afiliado en su web, MARIKOK. Cada mes los incentivos varían y durante todo julio tendréis 3 muestras deluxe por cualquier pedido. Además, hasta el 4 de julio obtendréis gastos de envío gratis (habitualmente 6€) y el día 20 también.

MAC CLEANSE OFF OIL
(Link afiliado aquí)

Al igual que en el caso anterior, el aceite de MAC es un desmaquillante muy efectivo que deshace el maquillaje rápidamente. Las únicas diferencias que noto entre ellos es que el de Kiehl’s se aclara más rápido y no deja ni rastro de maquillaje ni en la piel, ni en los ojos.

Esto no quiere decir que el de MAC sea menos potente, pero sí que es cierto que en determinados casos cuesta retirar el maquillaje de ojos por completo simplemente con agua y las manos. En ocasiones es necesario reforzar con bifásico/agua micelar. Aquí podéis leer una reseña completa que publiqué sobre él hace unos años.

Por otro lado, el de MAC es más económico, aunque la cantidad también es menor: 150ml frente a 175ml.

Algunos de los ingredientes que encontramos en su formulación son:

Aceite de oliva: Conserva los antioxidantes y vitaminas naturales de nuestra piel y contribuye a mantener su hidratación.

Onagra: Ayuda a reparar la barrera protectora de la piel mejorando su luminosidad.

Jojoba: Sella la humedad y crea una barrera frente a los agentes externos.

Como tantas veces os he dicho, ambos son mis favoritos, por eso siempre os muestro las dos opciones y seáis vosotras las que toméis la decisión final :).

CHARLOTTE TILBURY GODDESS CLEANSING RITUAL 1
CITRUS OIL RADIANCE CLEANSE

Este aceite tiene una textura peculiar, ya que es como un gel que al entrar en contacto con la piel va volviéndose cada vez más líquido y fundente. Forma parte de un pack (de ahí el 1 de su nombre) junto a un limpiador que veremos en el próximo post dedicado a rutina facial.

No desmaquilla mal, pero, a diferencia de los dos anteriores, no deshace tan bien el maquillaje de ojos si la máscara es waterproof, muy negra o el look en general es bastante cargado. Otro aspecto “negativo” es que la textura, pese a poder parecer más cómoda que la del aceite convencional, hace que el producto cunda menos.

Entre sus ingredientes estrella están:

Vitamina C: Ilumina e iguala el tono.

Aceite esencial de limón (le proporciona un excelente aroma), rosa (efecto calmante) y bergamota (revitaliza).

Aceite de semilla de sandía: Rico en ácido linoleico y vitaminas A, C y E.

Si a esto le sumamos el precio, 32 libras, y tenemos en cuenta la relación calidad/precio, inmediatamente vemos que no es la mejor inversión a la hora de elegir nuestro desmaquillante.

A su favor he de decir que huele fenomenal a cítricos y que el formato es muy cómodo, tanto para uso diario como para viajar.

ETNIA COSMETICS ESSENTIALS CLEANSING BALM

Dejamos de lado los aceites y nos adentramos en el mundo de los bálsamos. En mi caso, ya sabéis que, a pesar de su fama y de todas vuestras recomendaciones, sigo prefiriendo los primeros. Sin embargo, reconozco que también me gusta probar de vez en cuando novedades 1) por curiosidad y 2) para poder hablaros de ellas con conocimiento de causa.

Como con este bálsamo micelar formulado a base de ceras y aceites secos, como el de chía (rico en antioxidantes y ácidos grasos esenciales).

Lo he utilizado 4-5 veces y, aunque trae 85g, cunde una BARBARIDAD. De hecho, desde el primer momento empecé cogiendo poquísima cantidad y, a pesar de ir reduciéndola cada vez más, siempre me paso porque al masajearlo parece que se expande.

Al entrar en contacto con la piel no se convierte en un aceite fino, sino que mantiene la textura cremosa asemejándose más a una leche limpiadora.

Desmaquilla bien, pero necesito refuerzo en los ojos con un bifásico/agua micelar y, en general, me cuesta más aclararlo con las manos. Cosa que me ocurre no sólo con este bálsamo, sino con todos.

Huele muy bien y en principio no pica en los ojos, pero sí que es cierto que al comenzar a aclarar hay que tener cuidado. De lo contrario, si se mete algo de producto resulta molesto, no en exceso (al menos en mi caso), pero se nota.

Es la opción más económica de todas y a quien le gusten estas texturas quizá le pueda interesar probarlo. Yo no lo compraría, pero no porque no me convenza su relación calidad/precio, sino porque siempre prefiero invertir en un aceite :).

PIXI NOURISHING CLEANSING BALM

Lo compré hace un par de años en Iherb y, tras echar un vistazo por las webs que suelo frecuentar, no lo encuentro. No sé si está descatalogado (en Look Fantastic Internacional sí está a la venta, no así en el de UK), lo cual no me extrañaría: no es muy bueno o al menos a mí no me convenció en absoluto.

Contiene aceite de almendras dulces y manteca de cacao. La textura es “peculiar”, ya que tiene cierta rugosidad que se nota cuando lo extendemos en la piel. Lo que menos me gustó fue el olor, me parece demasiado intenso para tratarse de un producto que vamos a utilizar en los ojos, ya que termina resultando molesto. Pero, sin duda, la peor parte se la lleva su efectividad como desmaquillante, ya que le cuesta bastante deshacer casi cualquier máscara de pestañas.

PIXI DOUBLE CLEANSE
(Link afiliado aquí)

Esta nueva versión ya trae la famosa doble limpieza incorporada. A la izquierda encontramos el bálsamo desmaquillante sólido y a la derecha una leche limpiadora.

El paso 1 no desmaquilla mal (mucho mejor que el anterior), pero el paso 2 no me entusiasma. Por lo general, las leches limpiadoras no me gustan y prefiero los geles. La textura me resulta más agradable y, además, la sensación de limpieza que obtengo siempre es mayor.

Teniendo en cuenta que la mitad del producto no me gusta en exceso y que el precio es elevado, 31€, no lo repondría una vez terminado. Además, seguramente el paso 2 tenga una vida más corta que el 1 y sea prácticamente imposible terminar ambos a la vez para evitar tener dos tarros abiertos al mismo tiempo.

Supongo que la idea fue presentar un formato cómodo y práctico, pero yo lo veo justo al contrario: un inconveniente.

En todo este tiempo también he probado otros bálsamos, como por ejemplo el de Emma Hardie y el de Dafna. Podéis leer aquí mi reseña sobre el de Emma Hardie, al cual situaría en mi Top 1 de bálsamos si tuviera que hacer un ranking :). El de Dafna, por el contrario, me costó terminarlo. Es un producto de culto y de precio muy elevado para la escasa cantidad que contiene, así que esperaba que fuese, al menos, tan bueno como el de Emma. Mi experiencia con él fue menos positiva, ya que me molestaba en los ojos y tenía que comenzar a aclarar casi antes de terminar de deshacer el maquillaje. Pero, como con todo, no deja de ser una experiencia personal que no tiene por qué darse en todo el mundo. Por ejemplo, a mí el aceite de MAC me va de maravilla y hay otras personas que se quejan por la neblina que les deja en los ojos.

Y que nadie se apure. Tengo pendiente comprar la manteca de camomila de The Body Shop para contaros qué tal me ha ido. Siempre que hablo de este tema sale a reducir y esto ha pasado a convertirse en todo un reto para mí :P

Espero que os haya gustado este repaso de aceites y bálsamos y, sobre todo, que os haya parecido útil.

Nos leemos pronto, ¡gracias por pasaros! <3

  • Compartir

11Comentarios

  1. Helena says:

    Me ha encantado el post, pero me llama la atención que el bálsamo de Etnia se quede cortó porque su desmaquillante bifásico es de lo mejor que he probado. Gracias por enseñarnos tanto.

  2. Teresa says:

    Me he quedado con la intrigua de probar un aceite. Yo soy de balsamos, especialmente el de Clinique y el de The Body Shop, aunque cabe decir que yo lo retiro con agua y un paño. Si solo uso las mangos me empapo entera, no se como lo haceis.

  3. JuanaMari says:

    Que gusto verte de nuevo por estos lares. A mi también me encantan los aceites para desmaquillarme aunque es cierto que no los uso habitualmente. Me gustan en especial para los días que tengo más prisa o los días que me desmaquillo en la ducha. Para los demás me recreo un poco más. Pero desde luego son un producto top.

  4. Ma. Dolors says:

    Un post muy interesante y muy buena idea dejarlo en el blog porque así siempre podemos consultarlo, que los stories desaparecen y si tienes dudas ja no puedes consultarlos.
    Muchas gracias por tu tiempo.

  5. Alicia says:

    Me ha encantado la entrada. Se agradece tener cosas en el blog ya que no todas tenemos Instagram para ver los stories.
    A mi personalmente me encantan los bálsamos (los encuentro además más cómodos para los viajes). Empecé con el The Body Shop . Mi favorito es el Banila Co Clean it zero original. Es una pasada como desmaquilla y como emulsiona luego. Además una pequeña cantidad da para mucho. Y es de agradecer que no irrite los ojos y puedas quitarte con él el rímel.

  6. Pilar says:

    Qué maravilla lo bien que escribes y lo explicas. Me encanta que además de hacerlo por instagram lo dejes también en blog, nos es de gran ayuda para poder consultarlo siempre que lo necesitemos. Gracias

  7. Nerea says:

    Total, que en el próximo friends&family me compro el aceite…
    que bien se explica esta chica siempre

  8. Mónica says:

    ¡Cuanto echaba de menos el blog Mariko! Aunque me gustan mucho los stories que haces no puedo negar que cuando se trata de reseñas de productos me encanta venir y leerte. Se que la información es básicamente la misma, pero soy una persona lectora por naturaleza, y como que me queda todo más claro,¡je jeje! No me maquillo muy a menudo, pero siempre que lo hago utilizo la doble limpieza, con aceite de coco generalmente…me gustaría probar el khiels xa todo son buenas opiniones. Gracias por tu trabajo ahora que es época de descanso, y ¡seguiré atentamente el #MarikoSummer! Un besazo

  9. Celia says:

    Me dejas con ganas de probar el aceite de Kiehls! Porque tengo el de MAC y no me termina de convencer… Gracias por el post!

  10. June says:

    Me he comprado el de MAC para probar y cambiar. El de kiehls me gusta mucho. Pero el aceite de The Body Shop es una caca. Es más denso y cuesta más retirarlo. El bálsamo me gusta más.

  11. Patry says:

    Me ha gustado mucho la entrada por que aunque siempre presto mucha atención a tus stories hay detalles que se me pasaron por alto y que con la entrada del blog me han quedado claras esas pequeñas cosas!!!

Responder a Helena Cancelar respuesta

Por seguridad, tu dirección de email no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>