‘El Juego de Ender’, escrito por Orson Scott Card y dirigida por Gavin Hood

¡Buenos días!

¿Qué tal se presenta el fin de semana? Espero que bien, ¡faltaría más! Yo aún no tengo ningún plan definido, pero el pasado domingo decidimos pasar el día fuera y homenajearnos con una sesión de cine y comida china. La película elegida fue ‘El Juego de Ender’, basada en el libro homónimo del estadounidense Orson Scott Card.

Si me seguís por Twitter (@marikowskaya) quizás sabréis que salí del cine con muy buenas sensaciones y que el film me emocionó lo suficiente como para no importarme las licencias que se han tomado para adaptar la novela de 384 páginas a una historia de 114 minutos. Quizás esta reseña de libro+película os anime a plantearos estos dos días de descanso que tenemos por delante de una forma diferente. O para engrosar vuestra carta a los Reyes Magos con una cosa más ;)

¿Preparados para una buena dosis de Ci-Fi?

ender

La Ciencia Ficción es un género que me gusta, pero reconozco que no soy ninguna experta en la materia y he leído un número bastante reducido de títulos en comparación con otro estilo de Literatura. No obstante, por mis manos han pasado unos cuantos clásicos que me han marcado de un modo u otro en determinadas épocas de mi vida. Es lo que tienen las letras, que muchas veces se descubren como una pieza clave en el desarrollo de nuestra personalidad o se convierten en un punto de inflexión en el momento menos esperado.

En y de Primaria nuestra profesora sacaba un día a la semana una caja llena de libros para que nosotros eligiéramos una nueva lectura si habíamos acabado la anterior. En el panel de corcho estaban todos nuestros nombres con casillas que debíamos ir rellenando según fuésemos leyendo. No sólo había que entregar el libro, sino también un resumen que “demostrara” que realmente le habíamos prestado atención. Creo que cada X libros conseguíamos un positivo en la asignatura de Lengua y Literatura, pero hace tantos años que ya no estoy segura. Aunque sí que se me quedaron grabados algunos títulos de aquella caja de cartón: ‘¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?’, ‘El misterio de la mujer autómata’, ‘Mermelada de naranja amarga’, ‘El misterio de la arboleda’, o ‘El Juego de Ender’.

El primero no lo entendí muy bien, pero muchos años más tarde lo conseguí en edición coleccionista y nos reconciliamos en la relectura. Los otros cuatro, incluido ‘El Juego de Ender’, me gustaron muchísimo y hoy en día también forman parte de mi “biblioteca” particular. Pero no fue hasta 2004 hasta que me topé con la novela más famosa de Orson Scott Card en una librería y, por fin, se vino a casa.

El argumento, a priori, es bastante sencillo, a la vez que atractivo (sobre todo para los amantes del género): corre el año 2070 y 8 décadas atrás nuestro planeta sufrió un terrible ataque alienígena que costó millones de vidas humanas. Desde entonces, la Humanidad se prepara concienzudamente para enfrentarse de nuevo a su enemigo. Para ello, existe un cuerpo militar de élite compuesto por niños prodigio que son eficazmente entrenados desde muy temprana edad. Andrew “Ender” Wiggin, nuestro protagonista, resulta ser uno de esos elegidos que correrán con la responsabilidad de tener el futuro de nuestra civilización en sus manos.

La novela se lee muy rápido por varias razones: 1) el ritmo fluido y las frases cortas junto a los diálogos te llevan a pasar una página tras otra sin apenas darte cuenta, 2) el argumento atrae al lector, quien rápidamente empatiza con el personaje principal y necesita saber qué le deparará el futuro.

El lenguaje es considerablemente técnico, pero no en exceso, por lo que se entiende perfectamente y consigue que conectemos mejor con el entorno futurista. Como de costumbre, se tratan los temas que suele abordar la Ciencia-Ficción: el gran desarrollo tecnológico e industrial no ha ido en consonancia con el de la sociedad. En lugar de avanzar y conseguir convivir en paz, nos dirigimos hacia una pseudo-dictadura disfrazada de “orden” y “equilibrio”, donde la libertad del individuo está condicionada por aquellos que tienen poder para coartarla. “El fin justifica los medios”.

En este caso, uno de los asuntos principales radica en la manipulación a la que son sometidos los niños soldado que, involuntariamente, deben luchar en nombre de la Humanidad para salvarla de una posible amenaza extraterrestre. Ender, al igual que otros pocos elegidos, será sometido a durísimas pruebas, tanto físicas como psicológicas, para convertirse en un perfecto líder. Forjar a un héroe tiene sus consecuencias, más negativas que positivas, que revelarán los verdaderos sentimientos de nuestros personajes: el miedo de Ender, la envidia de su hermano Peter, la bondad de Valentine, el rechazo de sus compañeros al saber que Ender es intelectualmente superior a ellos, el peso de la conciencia en aquellos que obran de determinada manera para conseguir un fin concreto, etc.

Se trata de un libro que no se limita a planear por la superficie de las cosas, sino que ahonda en la complejísima psicología humana y, sobre todo, en la infantil. Es una historia dura, narrada con crudeza, en la que no faltan los fugaces episodios de violencia explícita. A ‘El Juego de Ender’ le siguieron otras tres novelas más que completan la conocida ‘Saga de Ender’. Años más tarde, el autor retomó la historia y decidió contarla desde el punto de vista de otros personajes clave de la historia. ‘La sombra de Ender’ es la protagonizada por el pequeño y carismático Bean, por ejemplo. Mi amiga Laura (crítica implacable, ¡ya lo veréis! :P) asegura que es mucho mejor que el “original”. Yo no lo he leído, pero sin duda le haré caso.

Por mi parte, recomiendo la novela que hoy ocupa este post a cualquiera que esté leyendo estas líneas y haya sentido un mínimo de curiosidad por el personaje y/o la trama. Siempre hay que tener en cuenta los gustos personales a la hora de escoger un nuevo mundo en el que sumergirse, pero nunca es tarde para iniciarse en la Ci-Fi con un libro como éste. Ya veréis cómo os dejará un buen sabor de boca y no os echará atrás el estilo porque no es tan complejo ni “técnico” como otros.

Hablamos del ganador de dos de los premios más importantes de la Literatura de este tipo: Premio Hugo (mejor novela) 1986 y Premio Nébula (mejor novela) en 1985.

el-juego-de-ender-109424032-la-91943.jpg10760

Me enteré de la existencia de la película un par de semanas antes de su estreno por una noticia en Internet. Se estrenó el pasado 8 de noviembre y dos días más tarde mi novio y yo estábamos sentados en la sala de cine sin un bol de palomitas pero con mucha expectación. El trailer no tenía mala pinta, pero parecía más una película de acción que de Ciencia-Ficción. Por suerte, el film me pareció bastante digno a rasgos generales y, a pesar de las discrepancias con la novela, me emocionó ver lo que durante tantos años sólo había podido imaginar: a los Insectores (la especie alienígena contra la que había que luchar), la dinámica de El Juego, los trajes, las armas…

Estéticamente fue perfecta a mis ojos, los efectos especiales son brillantes y en ningún momento se nota la digitalización. Todo “es” espeluznantemente real y es muy fácil conectar con la pantalla y dejarse llevar durante las casi dos horas. Como estamos acostumbrados a ver, no resulta nada fácil adaptar una novela tan aclamada por sus fans de tal forma que consiga satisfacerlos, así que aquí va mi aviso a los más puristas: hay cambios y no es 100% fiel a la historia original en algunos aspectos. Pero las discordancias apenas son significativas en “conjunto”, la película cuenta la historia de Ender a la velocidad que requiere un medio audiovisual y se utilizan los componentes necesarios para hacer atractivo el contenido y contentar a un público mucho más amplio que al habitual consumidor de Ciencia Ficción.

Es menos dura que el trabajo de Orson Scott Card (quien ha revisado en todo momento el guión desde que el proyecto comenzó a tomar forma) y no se arriesga a mezclar los asuntos de Gobierno y la subyacente Crisis Mundial con lo que al espectador podría resultar más interesante: viajes al espacio, tácticas de guerra, acción, extraterrestres y un niño superdotado.

No puedo juzgar debidamente las actuaciones porque no la he visto en VSO, pero el niño que encarna a Ender Wiggin, Asa Butterfield, me conquistó de verdad. Le falta condición física, pero este detalle contrasta con la gran fortaleza mental de la que hace gala en los momentos tan difíciles a los que habrá de enfrentarse.

De igual manera, recomiendo que os dejéis caer por una sala de cine para disfrutar de un buen rato sobrecogidos por la inmensidad del espacio y el juego sucio de la mente humana. Como se viene diciendo, somos capaces de lo mejor y de lo peor.

Si no conocíais el libro seguramente os sorprenda y si ya teníais noticia de su existencia o sois seguidores de la saga probablemente os entretenga también :)

nt_13_Cinco-Poster-nuevos.-El-Juego-de-Ender-interior1

Espero que os haya resultado interesante la reseña y que me contéis vuestras impresiones sobre el libro, la película o lo que consideréis oportuno :)

Gracias a todos por leer, comentar y compartir. Vuestro apoyo y feedback siempre tan positivo consiguen que saque tiempo y ganas de donde creía que no había para dedicarme a escribir en este espacio que me conecta con vosotros.

¡Feliz viernes a todos! <3

12 thoughts on “‘El Juego de Ender’, escrito por Orson Scott Card y dirigida por Gavin Hood

  1. Me ha encantado la entrada, es increíble como redactas *__*.

    Hace un par de semanas, fuimos al cine para ver Capitán Phillips, uno de los trailers que vimos fue “El Juego de Ender” y nos gustó mucho la trama de la película. Conocí la existencia del libro, cuando me comentaste en twitter que la película estaba basada en el libro y que además existían otros títulos.

    Nos gustaría ir al cine a verla, este fin de semana no podremos porque ya tenemos planes, pero quizás el siguiente ;-)

    Muchas gracias por compartir,

    ¡Un besote grande!

  2. Yo cónica el libro, pero serte sincera no lo he leído y el sábado pasado fuimos ver la peli y me encanto. Ahora quiero infórmame bien de los libros y empezar a leer. Muy buena reseña niña, como siempre y placer leerte.
    Buen finde :*

  3. Como sabes, estoy aún con el libro pero le queda poquito ya, y me encanta! Aunque he de confesar que no suelo leer ciencia-ficción, de hecho, creo que es el primero porque nunca me ha llamado la atención este género. Pero lo que está claro es que no hay que tener prejuicios porque me está gustando muchísimo. Me estoy mordiendo las uñas porque estoy en un momento emocionante de la historia, y no sé que va a pasar!!!!!
    En cuanto lo lea, veo la peli ejjeje
    Muy buena reseña como siempre, you’re the best, ya lo sabes!
    Besos

  4. A mí estéticamente me convenció, pero la manera en la que se cargan el personaje de Bean para hacer totalmente apetecible una versión de La sombra de Ender, para mí un libro mucho mejor (y este me gusta muchísimo) me cabreó una barbaridad. Oh, y Bonzo desde ahora el mediometro… menuda idea de “español guapo y más bien grande” tienen en Hollywood XDDD En fin, estéticamente sí que es una preciosidad.

    El niño es igual que Sheldon de crío!!!! XDDD

    • Mientras veía la peli me acordé de ti, “no le va a gustar esto, meow!” XD

      Lo de Bonzo me dejó totalmente así O_O Era tan cómico como triste.

      Este finde quiero mirar ‘La sombra de Ender’ para Kindle, a ver si lo encuentro a un precio sexi y me pongo con él.

      Un beso ;*

      • Yo te lo recomiendo encarecidamente en inglés, lo leí en español hace poco y es terrible como cambia… Pero seguro que gustarte te va a gustar ;) Yo es que me he leído todas las secuelas tanto de ender como de la sombra, Ender pierde muchísimo aunque las de la sombra, sin ser ni la mitad de buenas que los 2 libros de los niños, están leíbles :)

    • Sí, ¡es genial! Un pelín delgado para mi gusto… pero no le faltaba fuerza al chaval para interpretar el papel. Con sus ojos ya lo hacía todo :)

      Un beso, ¡gracias por pasar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>